BLOG

Cuando ser simpático es un error: 3 claves para desarrollar la empatía

Sandra Díaz Leonardo
Executive Coach por EEC
PCC por ICF

¿Hacemos una escucha empática o simpática?

Ahora que hemos vuelto a las rutinas tras el verano, nos estaremos encontrando con amigos y compañeros con los que hablar de dónde hemos estado y cómo hemos pasado las vacaciones. Quizás hayamos vivido una experiencia difícil que nos gustaría “soltar” o quizá sean los demás los que necesitan sentirse escuchados.

El ser humano está diseñado para empatizar, nuestras neuronas espejo reciben lo que siente el otro, dónde está el otro; desde dónde nos habla. En ocasiones, sin embargo, nuestros juicios y nuestro interés por opinar y solucionar, hace que esas neuronas espejo funcionen “a medio gas”.

La empatía pretende entender la mirada que está teniendo nuestro interlocutor sobre lo que le pasa y sobre todo la emoción con la que está viviendo esos acontecimientos o pensamientos.

Características de la escucha simpática o falsa empatía:

  1. Es una escucha que se realiza con el objetivo de poder responder.
  2. Se escucha para dar una solución. «Bueno, no pasa nada mañana hacemos tal cosa».
  3. Se centra en las palabras, es una escucha muy intelectual, muy desde la razón, incluso cuando decimos: “te entiendo…te comprendo muy bien porque…”
  4. Quitamos impacto a lo que le pasa al otro, por ejemplo. Queremos hacer ver que entendemos tanto lo que le pasa al otro, que le decimos «no es para tanto». 
  5.  Insistimos en contar nuestra experiencia, quizás, con dos creencias: “lo mío va a hacer que lo suyo se le pase” o “me está pidiendo comprensión y yo también la necesito” (“Tú casi te caes, yo casi me mato”).
  6. Hablamos desde nuestra interpretación y propio modelo mental, dando el mensaje, además, como una solución: “yo viví algo parecido, lo que tienes que hacer es… eso lo arregló todo”. 
  7. Nos compadecemos: “vaya, pobre, qué terrible lo que me cuentas”.
     

Claves para empatizar

La empatía tiende a conectar y a comprender centrándonos en la emoción.El reto sería primero entender y luego empatizar preguntándonos ¿Cómo se está sintiendo nuestro interlocutor? Para dar respuesta a esta pregunta es importante atender al cuerpo, al lenguaje y a la emoción.

La empatía requiere aprendizaje. Tips que podemos practicar: 

  1. Presencia. “Estoy aquí para ti y en ningún otro lugar”. Por ello, si en ese momento no estamos preparados, pidamos unos minutos para finalizar lo que estemos haciendo y estar para el otro.
  2. Silencio (que no estar callado).
  3. Prestar atención (tono de voz, mirada) para sentir la emoción sin interpretar. 
  4. Imitar y repetir el contenido que escuchas. «Sí, ya veo. Dices tal y tal cosa» 
  5. Parafrasear el contenido: decir con nuestras propias palabras lo que está diciendo el otro. «Lo que yo interpreto es que, efectivamente, está sucediendo tal cosa»
  6. Reflejar sentimientos: «Escucho tu rabia» «te veo enfadada» «Entiendo tu enfado por esto que dices». «¿Qué podríamos hacer juntas para que esto sea diferente, que sí podemos cambiar?». 
  7. Legitimar la emoción: reconocerla, entenderla, darnos cuenta de cómo estamos cuando la recibimos y conectar con la misma energía. 
  8. Hacer alguna pregunta para comprender el modelo intelectual y emocional del otro, lo que D. Goleman denomina la empatía cognitiva: ¿y qué piensas para sentirte así? Preguntas para indagar en la mirada que está teniendo el otro, se trata de practicar la empatía cognitiva para después ir llegando a la empatía emocional.
  9. Conectar con la necesidad de la persona cuando nos cuenta su historia: ¿en qué te puedo ayudas? ¿qué necesitas de mí?
  10. No solucionar. Darle al otro la posibilidad de diseñar su salida y no imponerle la alternativa que nosotros vemos. Relajar, espejar no aconsejar, no minimizar y no resistir.

Y una reflexión final

Cuando nos cueste escuchar de forma empática, nos podemos preguntar si esas emociones que nos incomodan o que no recibimos, son las que menos nos permitimos en nuestra vida diaria y podemos abrirnos a la posibilidad de sentir todas las emociones: lo que nos puede dar entrada a la aceptación sin juicios de los estados emocionales de los demás. 

 
**La escucha empática es una de las habilidades que desarrollan las personas que se forman en el Programa de Certificación en Coaching Ejecutivo pues es una de las herramientas que los coaches emplean para el desarrollo de su labor en sesiones. Pero más allá, esta "soft skill" es un ingrediente clave para establecer relaciones efectivas en todos los ámbitos de la vida — personales, familiares y profesionales. Tener la capacidad de acompañar en la emoción a las personas que se comunican con nosotros es la forma de aparcar resistencias, evitar conflictos y de generar movimientos en beneficio de todas las personas en la relación, como decimos, ya sea personal o laboral, en equipo o en familia.

Comparte en:
Comentarios
Envia una respuesta

Los campos en rojo son obligatorios

¡Añade un comentario!

Los campos en rojo son obligatorios