NOTICIAS

"El coaching permite al manager darse cuenta de que la herramienta necesaria para que los demás cambien es él mismo " 

Joan Díaz
Executive Coach por EEC
PCC por ICF
Director de EEC Cataluña y Desarrollo de Negocio Corporativo

La revista Equipos y Talento, medio de prestigio y especializado en el sector de los Recursos Humanos, ha entrevistado al director de EEC Cataluña y de Negocio Corporativo, Joan Díaz, para abordar el estado actual de Coaching Ejecutivo, una metodología de desarrollo de personas ampliamente empleado por los responsables de personal y de equipos en las organziaciones.

¿Cómo ve el mercado del coaching hoy en día? ¿En qué punto se encuentra ahora con respecto a hace unos años?
Un mercado cada vez más maduro y exigente, aunque todavía sigue siendo algo nuevo para algunos sectores y segmentos de la sociedad. Sí bien, el coaching cuenta con un gran posicionamiento en el entorno organizacional, especialmente en la mediana y gran empresa, también está adquiriendo relevancia e impacto en el sector de la salud, de la educación, del deporte, de la política, de la mediación… ¡¡Y eso es una gran noticia!!.. 

¿Cuáles son las principales tendencias que destacan en este ámbito?
Creo que las tendencias se refieren, como comentaba en el punto anterior, a una mayor amplitud del impacto del coaching en diferentes ámbitos, así como a la búsqueda de rigurosidad y herramientas que favorezcan la consecución de resultados con mayor profundidad y éxito (neurociencia, coaching sistémico, PNL, etc.).

¿Cuál es la actitud de sus alumnos antes de recibir coaching? ¿Y después?
Yo destacaría que antes de empezar vienen con la idea de aprender una "técnica", una metodología de trabajo, y cuando acaban, después de haber pasado por un proceso transformacional en la EEC, es decir, después de que “el coaching ha pasado por ellos”, hay un antes y un después. Nuestro Programa de Certificación en Coaching Ejecutivo no deja indiferente. Este punto es importante, ya que no todo el mundo está dispuesto a hacer ese trabajo personal. El coaching no es sólo una técnica o una metodología, es una actitud, una forma de "estar siendo". Otro cambio tiene que ver con hacia donde mirar. Cuando el alumno entra, su mirada está hacia afuera (lo que los otros hacen o no hacen, lo que la organización y su jefe debería hacer, lo que la crisis les limita, etc.). Al finalizar, se van con una mirada hacia adentro y reflexiones del tipo “qué puedo cambiar yo para que los otros hagan, para vivir con serenidad lo que pasa a mi alrededor, para hacerme cargo de lo que está bajo mi responsabilidad”).

Cuando trabajamos en empresas, el cambio es similar. En la empresa se tiende a buscar herramientas y a esperar que sean los otros que cambien. El cambio después de nuestra intervención también afecta a la mirada de los managers y les permite darse cuenta de que la herramienta es uno mismo como líder y de que el foco está en lo que depende de ellos (respons-habilidad). Además, también se llevan una forma de liderar diferente, al servicio de los otros y no viceversa. Si se trata de trabajar con equipos, la mirada cambia, ya que el foco no está en los miembros del equipo, sino en el propio sistema generado por el equipo. Aquí el enfoque se dirige a trabajar con dos de los músculos más importantes de un equipo: la confianza, básica para sostener cualquier sistema, y el compromiso, clave para llegar y alcanzar los objetivos del equipo y de la organización.

¿Qué habilidades les ayuda a potenciar?
En la EEC nos centramos en que alumnos y clientes desarrollen habilidades clave útiles para emplear en cualquier ámbito de la vida. Buscamos trabajar con un enfoque eminentemente práctico, no sólo de teoría, sino de entrenar el “saber hacer”. Este punto es clave, tanto en la formación de coaches como en el desarrollo de habilidades de coaching para managers y directivos, donde tenemos el expertise para poder “aterrizar” los aprendizajes en el día a día. Hablamos de competencias clave de comunicación y liderazgo, de habilidades para generar confianza, para generar empowerment, responsabilidad y compromiso con uno mismo y con el entorno. En definitiva, de competencias que favorecen la consecución de resultados, tanto en el ámbito profesional, como personal, y que nos permiten vivir nuestro día a día con mayor serenidad, coherencia y conexión con las personas de nuestro entorno (ya sean colaboradores, responsables, pareja, hijos, empresa, etc.). Para ello, entrenamos los tres dominios con los que nos relacionamos con los demás, el lenguaje, la emoción y la corporalidad.

Desde su punto de vista, ¿cómo evolucionará el futuro del sector en aspectos como el intrusismo, la formación, las certificaciones… o cualquier otro que quiera comentar?
Cada vez hay más conciencia de la importancia de formarse en programas acreditados o contar con los servicios de profesionales con experiencia contrastada. Y si además, la acreditación es internacional y es un referente en el entorno del coaching, como lo es la International Coach Federation (ICF), aún mejor. Otro aspecto a remarcar es la rigurosidad y aprendizaje continuo que organizaciones como ICF requieren. Para nosotros constituye un factor diferencial para seguir vigentes, actualizados y con posibilidades de crecimiento.

¿Podría explicar brevemente los servicios o soluciones que ofrece su empresa y qué aporta de innovador al mercado para diferenciarse de la competencia?
Por encima de todo, creo que nos distingue la necesidad permanente y real de innovación, de excelencia y de mejora. Una búsqueda de aprendizaje que nos lleva, por ejemplo, este 2016 a poner el foco en la Consciencia Emocional. Un lema que hemos elegido para hacer conscientes a alumnos y clientes y también a la Sociedad de que es necesario saber generar un contexto emocional apropiado para que las cosas sucedan y que, además, lo que es posible en una determinada emoción es imposible en la contraria.

Otra de nuestras características que nos define y distingue es que nuestros dos ámbitos de actuación, la parte de formación de coaches profesionales y la de acompañamiento a empresas, se retroalimentan y se nutren continuamente. Esto genera que nuestros profesionales coaches tengan un gran bagaje y un gran nivel de expertise pues lo que aprenden en empresa lo comparten en clase, y viceversa, cada actualización académica se aplica de la misma manera en los entrenamientos con managers.

Comparte en: