Escuela Europea de Coaching
 

Plan de Emprendedores con Ideas proyecto Corio EEC

 

JUAN CARLOS GRACIA, GERENTE DE GRAN TURIA (CORIO) - CASO DE ÉXITO MAYO 2014

“La competitividad se relaciona con un trabajo cada vez más compartido”

 

De parado a emprendedor: estas palabras resumen la filosofía del proyecto solidario puesto en marcha por Corio en su Centro Comercial Gran Turia, por el Ayuntamiento de Xirivella, Valencia, y la colaboración de la EEC. ‘El plan para desempleados con ideas’ es un compromiso de Responsabilidad Social Corporativa de Corio, principal empresa gestora de centros comerciales de Europa.

 

 

‘El plan para desempleados con ideas’ que arrancó hace un año, ¿qué objetivos ha alcanzado?

Hoy han conseguido su proyecto muchas de las más de 100 personas desempleadas que tenían una idea de mejora personal con la que integrarse nuevamente en el mundo laboral. Cumplimos con nuestro objetivo: activarlas, sacarlas de la apatía o el bloqueo que sufrían en ese momento y ayudarlas a descubrir las palancas que les ponían en contacto con el mundo laboral. Quiero destacar en especial los 13 proyectos de autoempleo que pasaron de ser una idea a transformarse en un proyecto real en lanzamiento que ahora ocupa a 15 nuevos emprendedores.

¿De dónde surgió la idea de este programa y cómo se le dio forma?

Corio es muy consciente de la necesidad y responsabilidad que como compañía tiene de mejorar la situación de las personas que viven en su entorno y  tiene el compromiso, dentro de su política de RSC, de devolver a la sociedad lo que la sociedad le da. Tras analizar la realidad del entorno, en 2011 nació OCUPASIÓN. El objetivo era mejorar el nivel de ocupación de las personas que viven en el entorno del Centro Comercial Gran Turia y la fórmula escogida fue mostrar a las personas, especialmente a las de Xirivella, las diferentes herramientas que existen en el mercado y que sirven de puente entre la desocupación y el empleo.

El Plan para desempleados con Ideas fue el proyecto estrella y el más ambicioso. La idea surgió tras la primera edición de OCUPASIÓN 2011 y el Concurso de Emprendedores, en el que el proyecto ganador disfrutó durante un año de un espacio dentro del centro comercial Gran Turia totalmente gratis. Después, seguimos preguntándonos si lo que realizábamos era lo más adecuado y si verdaderamente creíamos que nos permitía aportar algo de valor. Nos dimos cuenta de que había un problema común para resolver esta situación de desempleo y una voluntad por querer cambiar la situación. Este denominador común, prácticamente se reproducía en todos los casos. A partir de ese momento decidimos que nuestra aportación a la sociedad en este proyecto podía ser más eficiente si nos centrábamos en trabajar sobre los estados emocionales.

¿Cuál fue el papel de la EEC?

Con la EEC establecimos un programa para que las personas reflexionaran sobre la realidad que estaban viviendo, aprendieran a definir la visión que querían en el futuro y a diseñar acciones concretas para rellenar esa distancia desde el compromiso personal profundo con el propio éxito. Para que ese diseño de futuro se pudiera convertir en realidad era necesario adquirir y potenciar algunas habilidades de autoanálisis y reflexión, de comunicación, de relación interpersonal, de inteligencia positiva, de liderazgo, de iniciativa y autoconfianza, etc. Asimismo, para que los participantes se convirtieran en emprendedores, hacían falta tres elementos clave: una mínima capacitación y entrenamiento que despertara el deseo y la responsabilidad del emprendimiento; una ayuda mentorizada que acompañara en el proceso al emprendedor, y el establecimiento de una red de apoyos que ayudara a sostener los compromisos y a generar resultados a través de sinergias y networking.

¿Cuál es el siguiente paso?

Nuestra intención es integrar la Responsabilidad Social Empresarial en el día a día de la gestión del Centro Comercial Gran Turia, no tratarla como un proyecto, sino hacer de ella un estilo de gestión comprometido con el desarrollo de la sociedad en la que se encuentra Gran Turia. Queremos poner los recursos que tiene este Centro Comercial al servicio de las necesidades de la comunidad, redefiniendo la forma de gestionar sus espacios. Un ejemplo de ello es el Work Space, un local de 200 metros habilitado como amplificador e impulsor de proyectos y acciones que da cabida a programas como éste, y a emprendedores, ONGs y profesionales que utilicen el Gran Turia. 

¿Qué feedback han recibido por parte de esos emprendedores?

Para el 95,45% de los encuestados que participaron en el programa, la motivación mejora su capacidad de empleabilidad. El 100% de los encuestados recomendaría esta experiencia y se siente motivado para llevar a cabo sus propios proyectos, que era la misión de este plan. Muchos de ellos siguen en contacto con el espacio en Gran Turia (Work Space) y siguen participando en las acciones que desarrollamos vinculado a los emprendedores.

¿Cómo puede motivarse el espíritu emprendedor de las personas?

En nuestro caso, poniendo a disposición de la comunidad y de los emprendedores espacios en condiciones adecuadas para poder experimentar los proyectos. Conectando las personas que tienen inquietudes con otras personas o instituciones que han vivido experiencias y quieren compartirlas para mejorar un producto, un servicio, y contribuir de forma positiva en el desarrollo de la sociedad.

¿Falta formación en este sentido?

En mi opinión, falta hábito. Estamos en la sociedad más formada de la historia de este país. Hace falta cambiar la forma de afrontar los retos, los problemas siguen siendo los mismos, pero más complejos y, por lo general, hace falta interrelacionarse con más gente para encontrar las soluciones adecuadas. La competitividad y la adaptación continuada al cambio está relacionada con un trabajo cada vez más compartido.

¿Qué ha sido lo más destacable de esta primera edición?

Claramente el éxito ha sido que el 22% de los participantes ha encontrado trabajo. El 100% de los emprendedores que optó por un proyecto de autoempleo finalmente  desarrolló su proyecto con mejor predisposición para llevar a cabo su plan. Lo más destacable ha sido la cantidad de personas interesadas en participar en este proyecto, la fuerza e ilusión con la que han finalizado los emprendedores participantes del Plan y la profesionalidad de la EEC, que supo pulsar las palancas de cada uno de los participantes y descubrir el potencial que tenían.

¿Habrá otra edición? ¿Con cambios?

Sí. Este año estamos trabajando en la puesta en marcha del Work Space y, en breve, esperamos poder cerrar unos acuerdos para que los emprendedores puedan testar sus proyectos de innovación en distribución.

 

 

 

 

Coaching en Empresas

Formación en coaching

Especialización en coaching

Sobre EEC

Live chat