Escuela Europea de Coaching
 

Casos de éxito - Newsletter EEC Empresas y Coaching

 
JAVIER MARTÍN, REGIONAL HR HEAD AT GOOGLE
 

“En Google, disparamos a la luna”

Cuando la vocación de una compañía es innovar en cada gesto, el departamento de Recursos Humanos se convierte en un nicho de creatividad y originalidad. Es lo que sucede en Google, donde entre mesas de ping-pong y programas de mini expatriaciones, el coaching es esencial.
 
 
             
 

No participan en encuestas tipo The best place to work en España, porque “de momento, la marca de empleador no lo necesita”, contratan solo a personas innovadoras pues “la innovación es lo que genera negocio”, y consideran que “el coaching tiene un peso fundamental” en la compañía.

Entre las estrategias innovadoras reveladas por Javier Martín, director regional de Recursos Humanos en Google, destaca la fórmula para retener el talento: “que cada empleado haga exactamente lo que quiera hacer”. Una filosofía que entronca con el máximo pilar: que los empleados hagan cosas nuevas. Aquí tienes una versión reducida de la entrevista en vídeo:

¿Cuál es el secreto de Google para innovar?


Principalmente, yo diría que son dos. Contratar a gente con ese chip de innovación. En el proceso de selección buscamos personas que desafíen las cosas establecidas y que tengan espíritu de cambiar las cosas. Y dos, la filosofía 80/20. A los empleados de Google se les dice que el 20% de su jornada laboral la dediquen a proyectos buenos para ellos, buenos para Google o buenos para la comunidad. Son proyectos donde la gente pone pasión, es donde están sus intereses y es donde pueden crear y desarrollar iniciativas que luego ponen en marcha. Lo que hacemos es generar el momento para que esa gente tan innovadora pueda pensar en cosas nuevas.

 

¿Qué papel tiene el coaching?

Tiene un papel muy importante. Ayudamos a gente muy joven a trabajar competencias y a elegir qué quieren hacer con su vida profesional. Al resto de niveles profesionales se ofrece coaching para el desarrollo personal y de carrera y otros programas estadarizados a personas consideradas High-Potentials. No tener procesos de coaching podrían suponer una fuga de talento. El coaching es fundamental para que los empelados se sientan cuidados. Tener un coach crea un vínculo muy fuerte; es una herramienta de retención muy buena que se valora de forma muy positiva.

¿Qué es la cultura self-service? Google tiene una filosofía self‐service, en el sentido de que tú tienes que cuidar de ti mismo. Tú mismo te das de alta en el seguro, te creas tus tarjetas de visita. Queremos gente inquieta que busque las cosas por sí misma, eso es lo que hace que salgan nuevas ideas.

¿Qué sentido tiene mover de país a los empleados durante 3 meses?

El programa Rotation no solo es bueno para el empleado, que abre su mente al trabajar con personas y culturas nuevas. Sino que al volver, la gente piensa en cambiar de carrera y también comparten las nuevas ideas del país de destino en su oficina. Es un Win-Win, es bueno para la persona y para la compañía.

¿Para qué hay salones de juego y qué tienen que ver con los RRHH?

Cuando estás en la vorágine de   tu trabajo no se te ocurren ideas nuevas. Cuando estás en un entorno lúdico, normalmente tu cerebro trabaja un poco distinto, te puede venir una idea innovadora, importante, que puedes poner en marcha y, así, cambiar las cosas.

¿Por qué la formación se centró en los prejuicios?


Todas las personas tenemos prejuicios inconscientes. Todos tomamos decisiones influidas por prejuicios y no nos damos cuenta. En Google, queremos evitar que cualquier decisión del empleado esté basada en un prejuicio. El curso que hemos dado en Google España es para que la gente sea consciente de sus prejuicios y también para que puedan abstraerse de ellos a la hora de tomar decisiones. El beneficio sobre el negocio de esta formación es inminente. Se mejora la diversidad de la plantilla y permite que tomemos decisiones basadas en hechos, no en prejuicios. Por tanto, el ratio de que esas decisiones sean exitosas es mucho más alto.

¿Por qué el CEO os pide la luna?

Google no quiere ser una compañía convencional. El CEO nos dice, “Disparad a luna. ¿Qué es lo peor que puede pasar? Que no pase nada”. Nos anima a poner en marcha pequeñas locuras, quiere que probemos cosas nuevas. 

 

 

Coaching en Empresas

Formación en coaching

Especialización en coaching

Sobre EEC

Live chat