Escuela Europea de Coaching
 

Coaching para Emprendedores en TopSeedsLab

“En una 'startup', gestionar la tensión es la diferencia entre triunfar y saltar por los aires”

DIEGO SEMPRÚN DE CASTELLANE, ES UNO DE LOS RESPONSABLES DE LA ACELERADORA TOPSEEDSLAB, QUE IMPULSA A EMPRENDEDORES DE NEGOCIOS EN ESPAÑA.

Emprender, decidir convertir una idea en un negocio, es una tarea que requiere de financiación, estrategia, motivación... Un camino que no tiene por qué ser un desierto. La aceleradora de negocios TopSeedsLab apoya a emprendedores con formación e inversión. Diego Semprún de Castellane, es uno de sus responsables.

 

¿Cuál es el objetivo, la finalidad de TopSeedsLab?
TopSeedsLab es un programa de aceleración con el objetivo de ayudar a que empresas digitales emergentes consoliden sus modelos de negocio, crezcan y generen puestos de trabajo y riqueza.

¿Cómo selecciona TSL los proyectos a impulsar?, ¿qué tiene que tener?, ¿hay algo que compartan?
Los proyectos seleccionados pasan por un riguroso proceso que consta de varias fases, una de ellas realizada por un jurado de expertos. Las startups seleccionadas son las que tienen más posibilidades de triunfar pues combinan un proyecto invertible y un equipo motivado y capaz. El equipo necesita, además, contar con programadores con la capacidad de avanzar rápido en el desarrollo del proyecto. Por otro lado, solo seleccionamos startups que ya tengan algo ejecutado, basta unos pocos clientes o usuarios, pero para que la aceleración funcione, tienen que tener un mínimo sobre lo que trabajar. Y sí, todas las startupscomparten el entusiasmo por su idea y las ganas de salir adelante pese a los obstáculos.

El apoyo a los emprendedores seleccionados, ¿en qué se concreta?
Además de inversión e instalaciones, lo más valioso son cuatro aspectos; el mentoring realizado por expertos que también son emprendedores, lo que ayuda mucho a centrar lo que tienen que hacer los proyectos y como ir más deprisa; el networking, que se proporciona a los emprendedores gracias a la colaboración de inversores, mentores y partners; la metodología de aceleración, cada vez más depurada para ayudar a las startups a aprovechar al máximo el tiempo que pasan en TSL; y el coaching, potenciando las habilidades de conversación del emprendedor hacia fuera (mercado, inversores), hacia adentro (equipo, mentores) y hacia sí mismo (puntos fuertes, áreas de mejora).

¿Qué objetivo concreto tiene la formación que imparte la EEC a los emprendedores?
La EEC nos ayuda a proporcionar a los emprendedores herramientas con las que enfrentarse a los desafíos de la aceleración, en particular a aprovechar el tiempo y a mejorar el rendimiento del equipo.

La formación en habilidades de coaching, ¿es esencial para el emprendedor?, ¿qué le aporta?
El coaching es fundamental para los emprendedores, es difícil encontrar entornos de trabajo en el que se combinen tantas presiones sobre el equipo y sobre el líder como en un programa de aceleración. Ser capaz de organizar el trabajo, dar y recibir feedback y gestionar las situaciones de tensión puede ser la diferencia entre que la startup triunfe o que el equipo salte por los aires.

Saber comunicarse es crucial para el emprendedor, que necesita explicar su proyecto y reunir apoyos. En su opinión, ¿cómo ayuda el coaching?
Durante la aceleración, la EEC enfoca el entrenamiento en herramientas inmediatamente aplicables con el fin de que los emprendedores y sus equipos puedan organizarse mejor en torno a una visión inspiradora y logren activar una comunicación efectiva, algo fundamental para el éxito a largo plazo.

En coaching se dice que no hay fracaso, hay error y aprendizaje. ¿Cómo relaciona esta reflexión con el emprendimiento?
Con el emprendimiento en general, no lo sé. Con el que defendemos en TSL hay un alineamiento total. TSL y las startups que participan de la aceleración viven por completo dentro de la metodología Lean, que dice: hipótesis –medición –aprendizaje. Se parecen.

¿Cuál es perfil del emprendedor?, ¿qué cualidades tiene que tener?, ¿lo puede ser cualquiera?
No hay un perfil cerrado, pero tienden a tener menos de 45 años, y entre 5 y 15 años de experiencia previa. Pero también hay perfiles diferentes, mayores de 50, y equipos de menores de 30 con ideas y decisión. Lo puede hacer cualquiera que tenga el respaldo para sobrevivir al fracaso, y que tenga asumido a priori que existen un 80% de posibilidades de que no salga bien.

De esas cualidades citadas, ¿en qué medida puede desarrollarlas el coaching?
De muchas formas, hay que pensar que salvo excepciones el emprendedor no ha recibido formación en las técnicas de comunicación y gestión de equipos y personas. Así, que el campo es muy amplio. Lo difícil es dónde poner el acento del coaching en cada momento.

Emprendedor, empresario… ¿Hay alguna diferencia?
Pregunta a 10 personas y obtendrás 10 respuestas distintas. Yo creo que no, que son lo mismo, pero en realidad estamos jugando con matices semánticos.

En España, ¿hay actualemente más emprendedores? ¿O siempre ha habido y lo que está de moda el término?
No sé en España, pero en el espacio digital desde luego que esto es cierto. Nunca antes ha sido tan fácil poner en marcha un nuevo negocio digital. Como ejemplo, en el año 2000 lanzar una plataforma web suponía entre 12 y 24 meses de trabajo e inversiones de centenares de miles de euros. Hoy se hace se tarda entre 15 y 90 días y con presupuestos de solo unas decenas de miles de euros.

¿Algún consejo para quien se lo esté pensando?
Que se lo piense bien, la tasa de fracaso es muy alta, y que comparta la idea con cuanta más gente mejor. Es preferible que le echen muchos jarros de agua fría antes de haberse gastado dinero en desarrollo.

ENLACE  -  www.topseedslab.com

 

Foto: Cecilia A. H. Arias  

 

Coaching en Empresas

Formación en coaching

Especialización en coaching

Sobre EEC

Live chat