Escuela Europea de Coaching
 

Casos de éxito - EEC Empresas

ANA ISABEL LÓPEZ-CASERO, DIRECTORA GENERAL FUNDACIÓN CAJA RURAL CASTILLA-LA MANCHA 

“Queremos excelencia a su vez que cercanía a nuestro territorio y protagonistas”

La Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha quiere contribuir al progreso socioeconómico del medio rural y de sus personas con especial incidencia en los colectivos vulnerables mediante actuaciones transformadoras. En todo ello, la formación y el desarrollo juega un papel clave.

Desde hace un año, es usted la directora general de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, ¿qué retos profesionales se marcó al iniciar esta nueva etapa?
El objetivo era ver como desde una entidad financiera, que es una cooperativa de crédito y una empresa de economía social, podíamos innovar en el compromiso que se tiene con las personas y los territorios en los que ejercemos nuestra acción. Tras diez años de andadura, la Fundación quería innovar en el compromiso de la entidad con la sociedad, ya que hay que adaptarse al nuevo entorno y necesidades.

Tras doce meses en el puesto ¿qué proyectos se han iniciado?
Cuando definimos el objetivo de la nueva etapa de la Fundación, elaboramos un nuevo plan estratégico. A fecha de hoy, ya hemos conseguido varios hitos: tenemos un nuevo marco estratégico, hemos reestructurado el área social, hemos reformado los estatutos, hemos creado un nuevo equipo, etc. El resultado de todo esto es la creación del Instituto de Innovación y Competitividad, que se convierte en la herramienta de desarrollo que tiene la entidad financiera al servicio de emprendedores, pymes, mujeres rurales, administraciones públicas, etc. Es decir, el Instituto estará al servicio de todos aquellos que tienen que protagonizar el desarrollo del territorio. Con una filosofía cercana al coaching, el Instituto de Innovación y Competitividad cuenta con diferentes áreas de actividad (estrategia, competitividad y formación, liderazgo, innovación y emprendimiento) y su concepto es acompañar a aquellos que deben protagonizar el desarrollo territorial.

Nuestra voluntad es ser proactivos y dirigirnos a lideres, sean pymes, autónomos, empresarios... Por todo ello, hemos creado, por ejemplo, el Campus Talento; la Universidad de la Mujer Rural; el programa Lazarus; el Campus de Alta Dirección para Emprendedores, que pretende acercar la mejor formación directiva que desarrolla con empresarios y directivos a los emprendedores; o el programa Coaching para emprendedores, junto a la Escuela Europea de Coaching. Queremos excelencia, pero a su vez mucha cercanía a nuestro territorio y sus protagonistas.

¿Se basan, entonces, principalmente en el coaching?
Tenemos dos patas: en primer lugar, se trata de una cuestión de la filosofía del Instituto de Innovación y Competitividad y tenemos claro que el eje vertebrador de dicho instituto es el talento. Creemos en el talento de las personas y creemos que hay que dotarlo de herramientas para que se desarrolle. Por otra parte, ¿cómo plasmamos esta filosofía? Hemos preparado diferentes programas, realizado estudios socioeconómicos, y también, hemos desarrollado programas de competitividad para pymes, cooperativas, profesionales...

¿Cuál es el valor diferencial entonces?
Pues que estos programas se diseñan como si fueran un entrenamiento. Forman parte del área de Competitividad y esta es la clave. Buscamos un alto rendimiento de los profesionales y, para eso, llevamos a cabo un entrenamiento importante en materias técnicas y, además, un plan de acción personalizado basado en la consultoría y acompañamiento. Se trata de fomentar la competitividad a través de módulos. El primero de ellos es una formación técnica, y después ofrecemos módulos de consultoría personalizada, módulos de habilidades personales, etc. Y es que creemos que hoy en día, por ejemplo, la fortaleza personal es básica para tener éxito en el trabajo y, para ello, debemos ensenar a gestionar la adversidad, lidiar con el cambio, etc. Todo este trabajo se realiza también en el área de Emprendedores, en forma de Lazarus.

¿En qué consiste el programa Lazarus?
Lazarus es una plataforma de creación y acompañamiento de empresas innovadoras. Con una visión de 360 grados, acompañamos durante tres anos a los proyectos elegidos en una convocatoria nacional. Lazarus tiene dos fases: formación y acompañamiento. En cada edición, se eligen doce ideas innovadoras, que durante un ano reciben la validación del modelo de negocio, la formación para su plan especifico, etc. Tras esta formación inicial, los siguientes dos anos ofrecemos coaching, mentoring, les acompañamos en su internacionalización, vamos a foros de inversión, les damos tutorías técnicas de proyectos, etc.

Para llevar a cabo Lazarus contamos con el servicio de la Escuela Europea de Coaching (EEC). Ellos son los que trabajan con los emprendedores de Lazarus. La primera edición se encuentra ahora finalizando el primer año de formación. La EEC les ayuda mucho a tener más confianza en sus proyectos.

¿Qué destacaría de la labor de la EEC?
La Escuela Europea de Coaching está formada por grandes profesionales, además es un centro referente, tanto a nivel nacional como internacional. La gran ventaja es que coincidimos con ellos en el planteamiento del acompañamiento y en esa visión ontológica del coaching.

¿Qué otros programas querría destacar?
Para la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, el concepto de innovación es muy transversal y es el eje de todos nuestros valores, que podríamos resumir en cercanía, ética, excelencia e innovación. En este sentido, me gustaría destacar el programa Coaching para emprendedores, que también llevamos a cabo junto a la EEC, y que ha tenido una gran acogida. Bajo el eslogan Supera tu marca, este programa va dirigido a aquellas personas que hayan montado su propia empresa en los últimos cinco anos. Gracias a esta formación aprenden acerca del compromiso, liderazgo, escucha, gestión de equipos, resolución de conflictos, etc. Desde el principio, teníamos claro que la clave para el éxito de este programa era ponernos en la piel del emprendedor y acompañarlo realmente en su andadura. El protagonista es el emprendedor y no el proyecto. Coaching para emprendedores consta de ocho módulos de entrenamiento y otras ocho sesiones de coaching individuales.

¿Qué retos futuros se ha marcado la Fundación?
El gran objetivo de cara a 2015 es que todas las áreas del Instituto de Innovación y Competitividad estén plenamente operativas. Se lanzará la primera edición de nuestra Escuela de Administración Pública, dirigida a alcaldes; la Universidad de la Mujer Rural, que luchará contra la exclusión social; y el Campus Talento, partiendo de la base que para nosotros el talento es la clave para la transformación de las organizaciones.

LEA LA ENTREVISTA EN PDF 

 

 

Coaching en Empresas

Formación en coaching

Especialización en coaching

Sobre EEC

Live chat